Fíjate en la fotografía de la palma. Tiene unas hojas verdes que van surgiendo y creciendo y otras hojas secas y semisecas que las va desechando.

ES UNA BUENA ANALOGÍA PARA COMPRENDER CÓMO SE APRENDE

De su variado entorno, la palma va recogiendo información, elige los insumos que prefiere y los procesa para crear nuevas hojas que le van a ayudar a su crecimiento, a mejorar su medio ambiente y a exhibir a los demás su belleza. Las hojas que no le van sirviendo para seguir su desarrollo las va botando, aunque no las tira al suelo por ahora, por si todavía pueden ofrecerle alguna utilidad.

ASÍ MISMO APRENDEMOS

Cuando tu aprendes (tú, yo, nosotros), ¿qué sueles hacer?

Palma de corozoDe tu contexto (objetos, experiencias, personas) recoges informaciones, aquellas que más te interesan y convienen, las procesas (para verle los pros y los contras, para relacionarlas y clasificarlas, etc) y construyes con tu elaboración las nuevas ideas, emociones y valores (que están representadas por las nuevas hojas de la palma) y las comunicas a los demás para que te ayuden a criticarlas y evaluarlas; simultáneamente transformas y desechas las ideas, emociones y valores que ya no te sirven para entender tu realidad, ni para ayudar a cambiarla (que están representadas por las hojas secas y semisecas de la palma), que también los exhibes a los que quieran verlas.

Anuncios